Ventajas de instalar un toldo de brazo extensible con cofre

El verano está llegando a su fin, pero en la zona de la Costa Dorada, el sol seguirá pegando fuerte durante al menos un mes o dos, por lo que nos encontramos en un momento tan bueno como cualquier otro para decidirnos a instalar un toldo en la terraza, el patio o el balcón, para poder aprovechar el espacio mientras dura el buen tiempo. Una de las elecciones más populares actualmente es el toldo de brazo extensible, ya que presenta las mejores características para adaptarse a la mayoría de arquitecturas y diseños.

En primer lugar, sea cual sea la extensión del balcón, patio o terraza, o incluso si se trata de colocar el toldo en un ventanal, el de brazo extensible puede instalarse en varios tamaños sin problema, ya que la estructura que lo extiende y lo soporta es especialmente flexible y a la vez resistente, por lo que aunque se trate de un toldo de dimensiones considerables, los brazos extensibles permitirán desplegarlo y aguantarlo sin complicaciones.

Para aumentar todavía más la resistencia, y por lo tanto también la durabilidad, de nuestro toldo, una de las mejores opciones es elegir un toldo con cofre, que se trata de la estructura en la que queda recogido el toldo cuando no está extendido. El echo de que ninguna parte de la tela del toldo quede a la vista cuando está recogido permite que con el mero echo de elegir un cofre que no destaque de la fachada del edificio, por lo que se adaptará perfectamente a la estética de la casa sin convertirse en un elemento disonante.

El cofre tiene más ventajas además de las estéticas, y es que con la totalidad del toldo recogido dentro de esta estructura metálica, la tela no quedará expuesta a las inclemencias meteorológicas, por lo que será más sencillo prolongar la durabilidad del toldo mucho más que con uno que quede completamente expuesto incluso estando recogido.

Para completar la parte estética del toldo, es necesario elegir de manera meditada la lona con la que vamos a montarlo. Es necesario tener en cuenta la resistencia del material a la exposición al sol y a otros fenómenos meteorológicos, pero también es preciso elegir el color o el patrón para que encaje con el edificio en cuestión. En Toldos Hernández escuchamos y analizamos cada caso, y así nos adaptamos a las necesidades de cada cliente, y recomendamos las mejores opciones de toldo y lona para cada caso en particular.